Cómo escoger el mejor color

Versión PDFVersión PDF
Cómo escoger el mejor color

Cada color transmite una sensación, y por esa razón es tan importante conocer bien cuáles son sus características a la hora de pintar nuestro hogar, ya que aunque no nos demos cuenta es una elección muy importante.

Para que puedas elegir el mejor color para cada ambiente, presta atención a nuestro siguiente consejo, creemos que te será de mucha ayuda.
Podemos escoger un color por sensación:

Sensación agradable:

Las tonalidades de color naranja hacen que las personas sean más sociables. Las estancias más adecuadas para este color son la habitación de invitados, el comedor, la cocina y el baño de invitados. Con este color lograrás una sensación agradable.

Los colores pastel, suaves son los mejores si no quieres “cansarte de ellos” y vivir largas temporadas con ellos sin tener que pintar cada cierto tiempo. Lo único que se necesita para ello es combinar dichos tonos y no introducir colores fuertes. Con estos colores lograrás una sensación suave.

El amarillo anaranjado y el ámbar son colores que permiten muy bien la combinación con maderas claras y texturas de ratán, aportando sensación de espacio agradable y abierto. Es ideal para lugares como el salón, el comedor y el recibidor. Logrando con estos colores una sensación acogedora.

Para conseguir una sensación dinámica, usa la gama de amarillos. Aportan energía pero si se satura la habitación de este color puede resultar excesivo. Ideal para salas dedicadas a actividades intelectuales, de juegos…

Si lo que quieres es lograr una sensación elegante combina colores pastel con un poco de amarillo y blanco. De esta manera conseguirás calidades translúcidas aportando inteligencia, comodidad y calma a tu hogar.

El rojo es el color de la intensidad por excelencia, y para conseguir esa sensación es el color idóneo. Este junto con blanco o negro, pueden ser combinaciones estimulantes si están en lugares como el comedor.

 
Podemos escoger por el propio color:

BLANCO: Es un color estimulante y alegre. Cuenta con muchas virtudes como dar sensación de amplitud a los espacios, aísla del calor, da luz de manera uniforme… Aunque hay distintos tipos de blanco, todos son sinónimos de armonía y elegancia. Ideal para dar color a las habitaciones pequeñas.

AMARILLO: Si quieres estimular el intelecto y la jovialidad es el mejor color. Nos aporta calor, profundidad y claridad. Además, es un buen aliado de las habitaciones con poco espacio y poca luz.

NARANJA: Nos aporta alegría y bienestar, así como la capacidad de crear una sensación cálida en el ambiente. Dicen que es un color que ayuda a la digestión, de ahí que se ubique en lugares como la cocina o el comedor, pero a la vez es un color que está relacionado con el ingenio, la energía y la creatividad. Perfecto también para lugares como la habitación de los más pequeños o espacios dedicados a la creatividad.

ROJO: El color de la vitalidad, pasión y energía. Aporta al hogar un entorno positivo, vitalidad y alegría. Si eres una persona que te gusta el desenfreno este es tu color, ponlo en habitaciones como el dormitorio o el salón.

AZUL: Cuenta con alto poder calmante en las personas. Es refrescante y relajante y aporta al hogar protección, tranquilidad, confianza… Aunque es un color frio, debe estar en una habitación en la que entre luz natural. Es ideal para lugares como los dormitorios, el baño o zonas de estudio.

VERDE: Color que aporta calma, estabilidad y sensación refrescante. Indicado para salas de estar, por ser un color relajante.

NEGRO: Aunque es un color vinculado a la adversidad, puede ser un color que aporte elegancia y sofisticación si se da en pequeñas cantidades y se combina con accesorios claros.

    Aecoc

    Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer